Header Ads Widget

El conflicto Rusia - Ucrania y amenza de un nuevo "Chernóbil"

#MUNDO

El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, aseguró que "los occidentales tratan de estar al borde de unas acciones híbridas y un conflicto armado abierto con nuestro país para el que no dejan de prepararse". El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ratificó en su visita a Leópolis que Turquía está "del lado de Ucrania" frente a Rusia.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha señalado que pedirá su homólogo ruso, Vladímir Putin, que "haga lo que corresponda" para evitar un accidente en la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, ocupada por tropas rusas y sometida a ataques de los que se acusan mutuamente Ucrania y Rusia.

Erdogan indicó que hará esa solicitud a Putin a petición del presidente de Ucrania, Volodímir Zelinski, con quien se reunió ayer en la ciudad ucraniana de Leópolis.

"Zelenski nos ha pedido especialmente que Rusia desmantele allí (en Zaporiyia) todas las minas y bases para que rápidamente deje de ser alarmante, porque ahora es un elemento de amenaza", dijo Erdogan a los periodistas turcos que le acompañaban en el vuelo de regreso desde Ucrania.

Erdogan mantuvo ayer en Leópolis una reunión trilateral con Zelenski y con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, tras la que leyó una declaración en la que advirtió del peligro de un incidente nuclear en Zaporiyia.

"Cuando dije 'No queremos un nuevo Chernóbil' me refería a esto", aclaró ahora en la charla con la prensa, recogida por la agencia turca Anadolu.

SOLDADOS RUSOS GARANTIZAN LA SEGURIDAD DE LA PLANTA DE ZAPORIYIA, SEGÚN MOSCÚ

La presencia de militares rusos en la planta nuclear ucraniana de Zaporiyia es ahora una garantía de la seguridad de la instalación y de la no repetición de una catástrofe como la de Chernóbil, declaró hoy el Ministerio de Exteriores ruso.

"La presencia de nuestros militares, nuestros guardias en la planta, donde no hay armas pesadas, es una garantía de que tal escenario (como el de Chernóbil) no se cumplirá", dijo el viceministro de la cartera Serguéi Riabkov.

Riabkov volvió a expresar el rechazo ruso a la desmilitarización de la zona de la central de Zaporiyia, la más grande de Europa.

"Eso llevaría al futuro aumento de las amenazas" en torno a la planta, aseguró en declaraciones al canal Rossía-1 de la televisión estatal ruso.

Enseguida agregó que la "imprudencia" con la que tratan la seguridad nuclear los ucranianos crea riesgos para "vastos territorios" no solo cerca de la central, sino "mucho más allá de las fronteras de Ucrania".

Para Riabkov, eso significa que Kiev "ha perdido el sentido de la realidad en busca de sus objetivos políticos" y está dispuesto a "provocar un segundo Chernóbil".