RADIO ONLINE 24HS (PlayCelular)

martes, 7 de marzo de 2017

WikiLeaks continúa filtrando miles de documentos internos de espionaje que realiza la CIA

La organización comandada por el autoexiliado Julian Assange publicó online 8.761 documentos y archivos en los que revela las herramientas de hackeo de la central de inteligencia estadounidense, la CIA.

Se trata de la mayor publicación de documentos confidenciales de la agencia estadounidense y este primer flujo de información es llamado "Year Zero" y comprende 8.761 documentos y archivos de una red aislada y de alta seguridad ubicada dentro del Centro de Ciberesferencia en Langley, Virgina.


"Esta colección extraordinaria, que asciende a más de varios cientos de millones de líneas de código, le da a su poseedor el conocimiento sobre toda la capacidad de pirateo de la CIA", afirmaron desde WikiLeaks que recibió el material por parte de una de las personas que obtuvo la información de manera no autorizada.

"Year Zero" pone- entre otros detalles- el foco en "el alcance y la dirección del programa de piratería encubierta global de la CIA contra una amplia gama de productos de compañías estadounidenses y europeas, incluyendo el iPhone de Apple, los televisores Samsung, que se convierten en micrófonos encubiertos".

WikiLeaks denunció que la CIA creó su "propia NSA (Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos)" con menos responsabilidad en términos de seguridad y respeto de derechos y libertades y sin responder públicamente por gastos o financiamientos.

Además desde la organización de Assange advirtieron: " Una vez que una sola de estas herramientas sea débil, se puede propagar por todo el mundo en segundos, y terminar siendo utilizada por estados rivales, la mafia cibernética y los hackers adolescentes por igual".

"La revelación también es excepcional desde una perspectiva política, jurídica y forense ", planteó Julian Assange cuya conferencia de prensa por el momento se encuentra suspendida dadas razones de seguridad.

WikiLeaks inició una nueva serie de filtraciones sobre la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), bajo el nombre clave de "Vault 7″ (Bóveda 7).