RADIO ONLINE 24HS (PlayCelular)

martes, 7 de marzo de 2017

Los 3 países que tienen más inmigrantes que población local

SOCIEDAD
Según el más reciente informe del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, en 2015 Estados Unidos cuenta con 46,6 millones de inmigrantes en su territorio, el equivalente al 14,5% de la población.

Le siguen Alemania, con 12 millones (14,9% de la población), y Rusia, con 11,6 millones (8,1%). Sin embargo, en términos proporcionales, hay tres países cuyas poblaciones de extranjeros son mucho mayores que las de sus propios ciudadanos.

En Emiratos Árabes Unidos (EAU) el 88,4% de la población es inmigrante. Es decir, de una población total de 9,1 millones, 8,09 millones son extranjeros. Le siguen Catar, con el 75,5% de inmigrantes, y Kuwait, con el 73,6%.

Estas tres ricas naciones petroleras de la región del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG), han sido en las últimas décadas el principal destino para migrantes que buscan oportunidades temporales de empleo y mayores estándares de vida.

¿Quiénes son estos inmigrantes? y ¿cómo es vivir en un país donde la mayoría de los pobladores son extranjeros? "En toda la región del Golfo, y en particular en estos tres países, hay oportunidades de empleo principalmente en los campos de construcción, manufactura, la industria de extracción petrolera y el sector doméstico", explica a BBC Mundo Jeanne Batalova, analista del Instituto de Políticas de Migración (MPI, por sus siglas en inglés), un centro de estudios basado en Washington.
"Y por eso son un destino muy popular para los trabajadores que no pueden encontrar empleo en sus propios países", agrega.

La mayoría de los trabajadores provienen principalmente de naciones del sudeste asiático, explica la analista. Principalmente de India, Pakistán y Bangladesh, pero también hay inmigrantes de Malasia, Indonesia, Filipinas. Se trata principalmente de trabajadores que van a la región del Golfo a cubrir los empleos poco cualificados.

La mayoría de los inmigrantes de India y Pakistán son hombres contratados en los sectores de construcción y manufactura. Pero también hay mujeres, especialmente de Bangladesh, Indonesia y Filipinas, que se dedican a los empleos del sector doméstico y de ventas al por menor.

Esta rica región petrolera, sin embargo, también atrae a números importantes de trabajadores especializados de países de Occidente, particularmente en los sectores de petróleo y gas, educación, finanzas e inversiones.

"En los últimos diez años, EAU, Catar y Arabia Saudita han puesto mucho esfuerzo en el desarrollo de su industria de alta tecnología y de su educación universitaria", explica Batalova. "Se han construido universidades que ofrecen paquetes muy atractivos para profesores y para estudiantes de posgrado de todo el mundo, pero principalmente de Australia, Estados Unidos y Reino Unido, para que vayan a trabajar a esas industrias especializadas".

Así, estas naciones son fuertemente dependientes de la mano de obra extranjera para poder sostener su crecimiento económico y sus altos estándares de vida. Por eso se han introducido programas para trabajadores temporales que les permiten tanto a los ciudadanos como a las compañías contratar empleados extranjeros.

"Con estos programas de contratación de trabajadores extranjeros las naciones pueden abrir o cerrar sus puertas rápidamente dependiendo de la situación", explica la analista del MPI. Por ejemplo, con la crisis de los precios del petróleo en años recientes, ha habido suspensión de proyectos de construcción, o períodos de menos turismo, y por lo tanto se han requerido menos trabajadores en estos sectores.

Así que los flujos de migración a la región tienen altas y bajas dependiendo de la demanda de mano de obra en el país.