Header Ads Widget

El gobierno boliviano a las recomendaciones del FMI: "somos un País soberano"

#BOLIVIA

A pesar de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) respecto a flexibilizar el tipo de cambio, eliminar aguinaldos y reducir la subvención a los combustibles, el Gobierno boliviano anunció que seguirá en la misma línea que sigue en estos aspectos.

El encargado de exponer la posición del Gobierno fue el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, después de que el FMI planteó sus recomendaciones para rebajar el déficit y mejorar las reservas internacionales, entre otros indicadores.

Según el Ministro, el FMI planteó “las viejas recetas de hace muchas décadas atrás, de disminuir las subvenciones, ir eliminando y bajando el gasto público e ir eliminando, como lo dice en su comunicado, el aguinaldo de fin de año”.

“Nosotros consideramos que ese tipo de recomendación no las vamos a aceptar, porque somos un país soberano. Tenemos una política económica soberana desde el año 2006 y nosotros ya no nos sujetamos a las directrices que sugiere el Fondo Monetario Internacional”, enfatizó.

En referencia al aguinaldo, el Ministro aseguró que no se atentará contra “derechos sagrados” de los trabajadores y que este beneficio no se eliminará por sugerencia del FMI.

Advirtió que eliminar el beneficio sería un contrasentido, tomando en cuenta que se requiere de empujar la demanda para dinamizar la economía.

Respecto al tipo de cambio, ratificó que según sus evaluaciones no existe una necesidad de modificar la paridad cambiaria, por lo cual se sigue con el mismo esquema. Bolivia mantiene el tipo de cambio desde 2011, con Bs6,96 por dólar para la venta y 6,86 para la compra.

Sobre la subvención de combustibles, el Ministro explicó que si el alza del precio sería un fenómeno permanente, obviamente sería un esfuerzo muy grande, pero existe una caída. Aseguró que se seguirá con esta medida, pero también se buscará avanzar con la sustitución de importaciones con industrialización.

Sostuvo que esa sustitución de importaciones “es lo que va a permitir tener un gasto de subvención mucho menor en el tiempo”.