RADIO ONLINE 24HS (PlayCelular)

martes, 3 de enero de 2017

Negocios piramidales o multinivel: antes de Carlo Ponzi

SOCIEDAD
En economía se conoce como esquema de pirámide, esquema piramidal o estafa piramidal a un esquema de negocios en el cual los participantes recomiendan y captan (refieran) a más clientes con el objetivo de que los nuevos participantes produzcan beneficios a los participantes originales.

Se requiere que el número de participantes nuevos sea mayor al de los existentes; por ello se le da el nombre de pirámide. Estas pirámides son consideradas estafas o timos y se conocen por muchos otros nombres populares, tales como: timos en pirámide, círculos de la plata, células de la abundancia.

Un esquema piramidal funciona mientras existan nuevos participantes en cantidad suficiente. Cuando la población de posibles participantes se satura, los beneficios de los participantes originales disminuyen y muchos participantes terminan sin beneficio alguno tras haber financiado las ganancias de los primeros.

Este tipo de sistema se considera ilegal en varios países, como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, Rumanía, Colombia, Malasia, Noruega, Bulgaria, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Nepal, Filipinas, Sudáfrica, Sri Lanka, Tailandia, Venezuela, Irán, República Dominicana, República de China, España, México, Perú y Ecuador.

En Italia se considera legal ya que no es un delito tipificado en el Código Penal y opera al margen del fisco, por lo tanto las autoridades no pueden intervenir.

Algunos planes de supuesto marketing multinivel también han sido clasificados como esquemas piramidales

Bien"vivos"
En medio de una crisis económica que pasará a la historia por ser una de las de mayor impacto en todo el mundo, no sobra recordar a aquellos personajes que con sus particulares y 'sórdidos' negocios han hecho mella en el bolsillo de millones de personas y han causado un golpe en las políticas económicas de varios países.

El más reciente es el caso Bernard Madoff (que nada tiene que ver con impostores y quien, por supuesto, no cometió ilícitos por diversión). Este financista estadounidense gozaba de prestigio y reconocimiento en los mercados bursátiles del mundo y es uno de los ejemplos más populares del alcance de los personajes de la lista.

De hecho, la estafa de Madoff golpeó a mercados y numerosos bancos europeos que pasaban por la crisis financiera mundial y aumentó la tendencia depresiva de las firmas de valores.

En Colombia, el caso de David Murcia Guzmán (DMG) aún sigue generando polémica. Su firma de captación ilegal de dinero fue asociada con las 'pirámides' que ofrecen jugosos rendimientos a quienes invierten su dinero en ellas.

En varios lugares del país todavía se conocen historias de personas que perdieron cientos de millones de pesos por no haber recibido las múltiples ganancias prometidas, así como aquellos que argumentan haberse vuelto millonarios. Murcia Guzmán logró tener a buena parte del país y a toda la opinión pública -literalmente- a sus pies.

Víctor Lustig
En 1925, Lustig se hizo pasar por una persona del gobierno de Francia y, después de leer en los diarios acerca de los problemas que París tenía con el mantenimiento de la Torre Eiffel, dijo que el mantenimiento de la estructura era tan caro que no se podía mantener y que querían vender el metal de la torre.

Por tanto, vendió el ícono parisino a uno de los interesados y tomó un tren a Viena (Austria) con una maleta llena de efectivo.

Tiempo después, Lustig convenció al mafioso Al Capone de invertir 40.000 dólares en la bolsa de valores, se quedó con el dinero y lo puso en una caja fuerte por dos meses; después le dijo a Capone que se había perdido todo.

Christopher Rocancourt
Rocancourt defraudó a gente adinerada haciéndose pasar por miembro francés de la familia Rockefeller. Para llegar a Estados Unidos usó muchos nombres distintos y en Los Ángeles se hizo pasar por un productor de cine, un boxeador y un ejecutivo. Usaba nombres como el de su mamá 'Sophia Loren' o sus tíos Óscar de la Renta y Dino de Laurentis, y se relacionaba con varias celebridades. Se casó con la modelo de Playboy Pia Reyes y tuvieron un hijo a quien bautizaron Zeus.

Rocancourt escribió una autobiografía en la cual ridiculizó a sus víctimas y en el 2002 lo extraditaron a Nueva York, en donde se declaró culpable de tres de los 11 cargos que se le imputaban. Según el pillo, ganó unos 40 millones de dólares gracias a sus trucos y mentiras.

Bernard Madoff
Recientemente fue condenado a 150 años de prisión por haber montado y mantenido por décadas una de las mayores estafas financieras de la historia, cuyo monto aún se desconoce pero que muchos expertos estiman en unos 50.000 millones de dólares o más, lo que equivale a la fortuna de Carlos Slim o Bill Gates, los dos hombres más ricos del planeta.

Madoff fue presidente del tecnológico índice Nasdaq y fue un respetado y admirado asesor de inversiones en Estados Unidos que terminó acusado de delitos como fraude, blanqueo de dinero, perjurio y robo.

La estafa de Madoff salpicó a muchos 'gigantes' de la banca mundial, quienes reconocen que aas pérdidas propias o de sus clientes superan los 10.000 millones de euros.

Carlo Ponzi
Fue el creador del famoso sistema de pirámides, el cual se traduce en el pago de prometedores rendimientos y en realidad termina siendo una estafa en la cual las ganancias solamente las obtienen los primeros inversionistas, pues en algún momento la cadena se rompe.

El creador del fraudulento negocio tuvo una vida llena de lujos: mansión con aire acondicionado y calentador para su piscina. El ciudadano italiano realizó este tipo de estafa que se hizo fuerte en los años previos a 1920 y la época de la Gran Depresión.

Una biografía publicada por 'The New York Times' dice que Ponzi llegó de Italia el 15 de noviembre de 1903 y desembarcó en Boston, E.U. con "2,50 dólares en el bolsillo y un millón de dólares en esperanzas" tras apostar y perder casi todo el dinero de sus ahorros durante el viaje.

David Murcia
El caso más parecido y sonado en el país es el de David Murcia Guzmán a quien se le acusa de lavado de activos y captación masiva de dinero. Murcia trabajó por varios años como camarógrafo y fue el principal accionista y representante legal de DMG Grupo Holding S.A., empresa que fue acusada de realizar negocios ilegales tales como lavado de dinero y esquemas piramidales, que son sancionados en Colombia bajo la figura de captación masiva e ilegal de dinero.

En el 2007, DMG llegó a reportar ingresos operacionales de 72.000 millones de pesos. Murcia fue detenido el 19 de noviembre de 2008 por las acusaciones imputadas y estuvo recluido en la cárcel La Picota, de Bogotá. Y desde entero del 2010 fue extraditado a Estados Unidos en donde es procesado por lavado de activos.

A este caso se suman otros que se encuentran en investigación y procesos, como son el de la firma Drfe y el de la ex presentadora de televisión Adriana Arango.