RADIO ONLINE 24HS (PlayCelular)

domingo, 8 de enero de 2017

Juicio maritimo y el Silala en la Corte Internacional de Justicia

BOLIVIA Y CHILE
El trabajo del equipo nacional e internacional para la réplica a Chile en el juicio marítimo en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) concluyó satisfactoriamente “con el derecho y la justicia de nuestro lado”, informó el procurador del Estado, Héctor Arce en su cuenta de Twitter tras el encuentro en La Haya para ultimar detalles del documento.

Ambos países acordaron una segunda fase de alegatos escritos (réplica y dúplica) tras que Bolivia presentara su memoria, que contiene los argumentos jurídicos e históricos de la demanda, y Chile su contramemoria. La Paz exige en la corte que el demandado honre sus compromisos de negociar una salida soberana al Pacífico.

Bolivia afina la réplica escrita que, por disposición del CIJ, debe presentar hasta el 21 de marzo, mientras que Chile tiene hasta el 21 de septiembre para entregar la dúplica.

El presidente Evo Morales reveló que el documento de la réplica consta de al menos 300 páginas que deben ser traducidas al inglés. “Tenemos prevista una reunión de organización. El 5, 6 y 7 son las jornadas de trabajo en las que vamos a revisar y a ver detalles (de la réplica)”, había anticipado el canciller David Choquehuanca el jueves 29 de diciembre.

De la cita de alto nivel participaron justamente Choquehuanca, el procurador Arce, el agente Eduardo Rodríguez y el responsable de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), Emerson Calderón, además del equipo jurídico internacional. El canciller anunció ese jueves que la réplica puede ser entregada antes de la fecha límite.

En tanto, Chile que mira con reojo la demanda marítima y la corte espera su traducción el canciller chileno Heraldo Muñoz informó que su Gobierno presentará a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la memoria por la demanda del Silala antes de la fecha prevista.

"Creo que podemos afirmar, como vamos por buen camino, que (la presentación de la memoria) sucederá antes del 3 de julio”, declaró el jefe de la diplomacia de Chile en Londres, luego de sostener una reunión con su equipo jurídico, según el medio chileno Ahora Noticias.

En julio, Chile debe entregar ante la Corte de La Haya la demanda por el tema del Silala; mientras que hasta el 21 de septiembre debe presentar ante la CIJ la dúplica por el litigio. "No vamos a anticipar los detalles porque creemos que esa es materia de lo que se redactará en el documento. Pero la evidencia es muy amplia desde el punto de vista geográfico (a causa de) la inclinación del terreno, desde el punto de vista geológico y los trabajos que se han hecho demuestran que ésta fue una quebrada con un río que (data) no sólo de miles de años, sino de millones de años. Esa evidencia es muy sustantiva”, declaró el canciller Muñoz.

En respuesta, por el lado boliviano, el secretario general de la Dirección Estratégica de Defensa del Manantial Silala, René Martínez, calificó como una "ficción” el alegato chileno. "El río Silala en la boca de las autoridades chilenas, en la pretensión de su demanda, es una ficción. No hay cauce natural, no hay río internacional. Lo que sí hay son manantiales que están alimentados por bofedales y que han sido drenados, canalizados desde más hace 100 años”, declaró el representante boliviano.

A criterio de Martínez, autoridades chilenas radicalizarán su discurso sobre las aguas del Silala para sacar "réditos políticos”, dado que en noviembre, en Chile, está previsto las elecciones presidenciales. Aunque, dijo Martínez, a Bolivia "no le preocupa este hecho; la verdad, está abrazado de nuestro lado”.

En otra voz de manera insólita e incoherente la agente de Chile, Ximena Fuentes, admitió que su país canalizó el Silala. Ello se hizo para "evitar la contaminación del agua”, dijo. "Ellos (Bolivia) han levantado esta teoría de la canalización, que es un desvío artificial y la verdad es que la canalización tuvo otro propósito, que fue evitar la contaminación del agua, porque el agua que estaba en el territorio boliviano era para las locomotoras y por lo tanto no podía ir contaminada”, explicó Fuentes tras una reunión que se realizó en Londres, según la publicación reportechile.net.

La agente agregó: "Hay una explicación para la canalización y esta teoría del desvío artificial no se sostiene por toda la evidencia que tenemos. Esa quebrada no fue hecha por obra del hombre, se la puede ver desde el satélite, es una quebrada de origen fluvial. Ahí había un río de hace miles de años”, según la radio Cooperativa de Chile.

En respuesta a las afirmaciones de agente de Chile, el secretario general de la Dirección Estratégica de Defensa del Manantial Silala, René Martínez, calificó como una "ficción” el alegato chileno. "El río Silala en la boca de las autoridades chilenas, en la pretensión de su demanda, es una ficción. No hay cauce natural, no hay río internacional. Lo que sí hay son manantiales que están alimentados por bofedales y que han sido drenados, canalizados desde más hace 100 años”, declaró el representante boliviano.

A criterio de Martínez, autoridades chilenas radicalizarán su discurso sobre las aguas del Silala para sacar "réditos políticos”, dado que en noviembre, en Chile, está previsto las elecciones presidenciales. Aunque, dijo Martínez, a Bolivia "no le preocupa este hecho; la verdad, está abrazado de nuestro lado”.

El presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gringo Gonzales, desafió al canciller Muñoz a visitar el Silala. "Vamos al Silala y allí usted me explica la ley de la gravedad y yo le demuestro la diferencia entre río y manantial”.

Los manantiales "han sido drenados, canalizados por obras civiles por una empresa de ferrocarriles de Chile”, tras un permiso dado por Bolivia en 1908, informó el canciller David Choquehuanca. Las aguas del Silala son usadas en el norte de Chile por empresas mineras.