RADIO ONLINE 24HS (PlayCelular)

jueves, 12 de enero de 2017

"Desaparece" Christopher Steele:habia presentado un informe comprometedor sobre Donald Trump

MUNDO
Christopher Steele, exespía del M16 es señalado como autor del controvertido informe de inteligencia sobre Donald Trump alegando que Rusia tiene material comprometedor del presidente electo de Estados Unidos.

Los medios de comunicación que se acercaron a la casa de Christopher Steele en Londres se encontraron con un vecino que les dijo que el exespía se había marchado y que le pidió que le diera de comer a sus gatos mientras permanecía ausente.

Steele es considerado el autor del expediente de 35 páginas con alegatos sin confirmar que señalan que funcionarios de seguridad del gobierno ruso tienen material comprometedor de Trump.
Ese reporte fue presentado la semana pasada al presidente Barack Obama y al propio Trump, quien tachó su contenido de falso y calificó su filtración de una "desgracia" propia de la "Alemania nazi".

Los documentos contienen acusaciones sobre la vida personal de Trump y la relación de su campaña electoral con Rusia.

El corresponsal de la BBC Paul Wood señaló que ya en octubre del año pasado le habían mostrado los documentos y que ese entonces le dijeron que Steele "temía por su vida" al haber hablado sobre la potencial intervención de Rusia en la elección de Trump.

Wood señaló que miembros de la comunidad de inteligencia le aseguraron que Steele era "sumamente prestigioso" y que se le consideraba "competente". La principal acusación reflejada en los memos era que Trump era "vulnerable al chantaje", añadió.

Steele, cuyo nombre se difundió en primer lugar en Estados Unidos, es un antiguo miembro del MI6 y trabaja como director de Orbis Business Intelligence. Esta compañía se describe como una consultora de inteligencia corporativa.

Fundada en 2009 por exprofesionales de inteligencia británica, la firma, con sede en Londres, tiene una "red mundial" de expertos y "figuras empresariales prominentes", según su web. Orbis señala que ofrece "asesoría estratégica", así como el montaje de "operaciones de recopilación de información" e investigaciones transfronterizas.

El corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, advirtió que no existe evidencia para apoyar las acusaciones vertidas contra Trump y que todavía era posible que el informe se basara en "lo que dijo la gente" sobre el magnate "sin ninguna prueba".

Según diversos medios británicos, Steele pasó años como diplomático encubierto mientras trabajaba para el MI6 en Rusia y Francia, así como como en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en Londres. La oficina de la primera ministra británica, Theresa May, confirmó que aquellos supuestamente involucrados en producir los memos eran "antiguos empleados" del gobierno de ese país. Pero dijo que no respondería sobre los alegatos contra Trump.

El documento sobre Trump ha estado circulando en Washington durante meses. Se cree que fue encargado inicialmente por un grupo de republicanos que se oponían al empresario. Algunos medios de comunicación, sin poder confirmar su credibilidad, optaron por no publicar su contenido.

En otro tono, las agencias de inteligencia consideraron las acusaciones lo suficientemente relevantes como para informar al presidente estadounidense, Barack Obama, y a Donald Trump la semana pasada. "Chris es un profesional experimentado y altamente valorado. No es el tipo de persona que simplemente divulgará chismes", aseguró un ex funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores británico que conoce al ex espía desde hace 25 años.

"Si pone algo en un informe, es porque cree que hay suficiente credibilidad en él para que valga la pena considerar. Chris es un tipo muy directo. No podría haber sobrevivido en el trabajo en el que se encontraba si hubiera sido propenso a las fantasías", agregó.

En la cadena televisión CNN se reportó su existencia sin dar detalles del contenido. Más tarde fue subido completo a internet y Steele fue mencionado como el autor.

Pero lo que se afirma en el dosier no ha sido verificado de manera independiente, y algunos detalles se han calificado como incorrectos por aquellos que aparecen mencionados.

El presidente electo estadounidense ha descrito todo el episodio como "noticias falsas" y acusó a las agencias de inteligencia de su país de haber filtrado el informe.